La Coordinación de actividades empresariales en el ámbito de la prevención.

Coordinacion actividades en la prevención

En la actualidad cada vez es más habitual la subcontratación de obras y servicios entre diferentes empresas (outsourcing, externalización) y en estas situaciones de subcontratación coinciden trabajadores de varias empresas en un mismo centro de trabajo.  Esto significa que cada empresa realiza sus trabajos con sus respectivos riesgos, los cuales además pueden afectar a los trabajadores de otras empresas coincidentes en dicho centro.

En estos casos donde varias empresas coinciden en un mismo centro de trabajo hay que contemplar los riesgos del centro y de su actividad, los de los trabajos efectuados por cada una de las empresas contratadas o subcontratadas, más los generados por la concurrencia de las mismas.

Es por estos problemas que surge la necesidad de regular la prevención de riesgos laborales mediante la coordinación de actividades empresariales.

También  hay que tener en cuenta que en los centros de trabajo suelen concurrir empresas de diferente tamaño, con diferentes enfoques  de la cultura y gestión de la prevención, lo que supone mucha  complejidad y dificultad a la hora de velar por la seguridad y salud de todos los trabajadores presentes en estos centros.

Además, los índices de siniestralidad en las empresas contratadas o subcontratadas están muy por encima de los de las empresas para las que trabajan. Debido sobre todo a la falta de información sobre los riesgos generales y específicos, desconocimiento de normas de seguridad internas, formación escasa sobre PRL, etc.

Ante esta situación el primer intento de regular de manera genérica las obligaciones relativas a la coordinación en materia de prevención de las empresas concurrentes en un mismo centro de trabajo surge mediante el artículo 24 de la Ley de PRL 31/1995, del 8 de noviembre y en el art. 42 del Real Decreto Legislativo 1/1995 del 24 de marzo.

El artículo 24, sentó las bases de la coordinación en tres aspectos principales:

–          El deber de vigilancia de la empresa principal.

–          El deber de informar e instruir de la empresa principal.

–          El deber de cooperar.

El punto de partida para la regulación de la Coordinación de actividades surge con la Ley 54/2003 del  12 de diciembre en el que se añade un apartado al art. 24 de la ley de prevención de riesgos laborales, mencionando la necesidad de un desarrollo reglamentario de este artículo.

En cumplimiento a este mandato legal surgió el RD 171/2004 sobre la coordinación de actividades empresariales. Este real decreto es el referente legal en cuanto a la Coordinación empresarial. No obstante, las disposiciones de este reglamento es marcar unos mínimos, por lo que las indicaciones podrán ser desarrolladas y mejoradas en los diferentes convenios colectivos.

Algunos conceptos sobre la coordinación empresarial según el RD 171/2004

Centro de trabajo: Es cualquier área, edificada o no, en la que los trabajadores deban permanecer o a la que deban acceder por razón de su trabajo.

Empresario titular del centro de trabajo: La persona que tiene la capacidad de poner a disposición y gestionar el centro de trabajo.

Empresario principal: El empresario que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios correspondientes a su propia actividad y que se desarrollan en su propio centro de trabajo, este puede ser a su vez el empresario titular.

Coordinador de seguridad y salud: Figura designada por el promotor, para llevar a cabo la coordinación en materia de seguridad y de salud durante la elaboración del proyecto de obra si interviene más de un proyectista. También es la figura encargada de la coordinación en materia de seguridad y salud durante la ejecución de la obra cuando intervenga más de una empresa o trabajadores autónomos.

Coordinador de Actividades Preventivas: Figura regulada en el RD 171/2004 como uno de los medios de coordinación para distintas situaciones de concurrencia de empresas en el mismo centro de trabajo.

Concurrencia de empresas: Cuando en un mismo centro de trabajo y habiendo un titular del mismo, éste contrata trabajadores de dos o más empresas y pone a su disposición espacios de trabajo compartidos. Se considera empresa concurrente a cada una de las empresas contratistas, subcontratistas o trabajadores autónomos que intervienen simultáneamente en el mismo centro de trabajo durante la ejecución de las actividades laborales.

Contratista: Persona física o jurídica que asume contractualmente ante el empresario titular y/o principal el compromiso de ejecutar la totalidad o parte de los trabajos con sujeción al contrato suscrito.

Subcontratista: Persona física o jurídica que asume contractualmente ante el contratista el compromiso de ejecutar la totalidad o parte de los trabajos con sujeción a un proyecto o un contrato.

Coordinador de Actividades Preventivas: Figura regulada en el RD 171/2004 como uno de los medios de coordinación para distintas situaciones de concurrencia de empresas en el mismo centro de trabajo.

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros, con finalidades de análisis, seguridad y gestión de preferencias. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies