El rol de la empresa contratista en la Coordinación Empresarial según la NTP 918 y el R.D 171/2004

rol_empresa_contratista

Conceptos básicos en la Coordinación de Actividades Empresariales

Para tener claro el rol de la empresa contratista en la Coordinación Empresarial, primero es necesario aclarar una serie de conceptos, definidos en el Artículo 2 del RD 171/2004:

A) Centro de Trabajo: Cualquier área en la que los trabajadores deban permanecer o a la que deban acceder por razón de su trabajo.

B) Empresario Titular del Centro de Trabajo: Persona con capacidad de poner a disposición y gestionar el centro de trabajo.

C) Empresario Principal del Centro de Trabajo: Empresario que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios correspondientes a su propia actividad y que se desarrollan en su propio Centro de Trabajo.

En el caso de una obra de construcción:

El contratista es el “empresario principal” respecto de sus subcontratistas, y de sus trabajadores autónomos que contrate directamente. Todos ellos están dentro de la propia actividad empresarial del contratista.

En consecuencia, quedan separadas sus obligaciones preventivas respecto de las de los subcontratistas y trabajadores autónomos.

ambito_promotor_obras_construccion

El rol de la empresa contratista en la Coordinación Empresarial según la NTP 918 y el R.D 171/2004

La NTP 918 es una Nota Técnica de Prevención, “Guía de Buenas Prácticas”, Normativa o Recomendaciones, nunca Obligaciones.

Sin embargo, el RD 171/2004, al ser el Real Decreto por el que se desarrolla el Artículo 24 de la Ley 31/1995 en materia de Coordinación de Actividades Empresariales, es de Obligado Cumplimiento.

Según la Nota Técnica de Prevención NTP 918, la Coordinación de Actividades Empresariales, para el contratista principal, pretende ser una vía de solución a los problemas que surgen en la contratación de obras o servicios.

Tal y como definíamos en el artículo del blog “Aplicación de la Coordinación de Actividades Empresariales a las Obras de Construcción”, en la concurrencia de diferentes empresas en un centro de trabajo, se producen una serie de interacciones entre los trabajadores de la empresa 1 y los de la empresa 2.

Existen dos casos:

a) que los riesgos de los trabajos de la empresa 1 afecten a la empresa 2;

b) que los riesgos de los trabajos de la empresa 1 se agraven como consecuencia de los riesgos que provocan los trabajos de la empresa 2.

Para minimizar estos riesgos, evitando las dos situaciones mencionadas a) y b), el contratista principal cumplirá con una serie de obligaciones. De esta manera, conseguirá disminuir los índices de siniestralidad de las empresas subcontratadas.

Obligaciones principales del empresario contratista principal (RD 171/2004)

obligaciones_empresario_principal

En primer lugar, el Contratista Principal debe cumplir con el “Deber de Cooperación” (Artículo 4 del RD 171/2004):

– Las empresas concurrentes cooperarán en la aplicación de la normativa de prevención de riesgos (siempre que se desarrollen actividades de dos o más empresas en un mismo centro de trabajo).

– Estas empresas deberán informarse recíprocamente sobre los riesgos específicos de las actividades que afectan a los trabajadores de estas.

– La información se facilitará por escrito, será suficiente, y se incluirá en la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva, cuando los riesgos sean graves.

En segundo lugar, el deber del Contratista Principal de ofrecer “Información e Instrucciones” (Artículos 7 y 8 del RD 171/2004):

– La información que acabamos de mencionar cómo será.

– Las instrucciones las dará al resto de empresas concurrentes, acerca de la prevención de riesgos existentes en el centro de trabajo, que puedan afectar al resto de empresas, siempre antes del inicio de la actividad, y por escrito cuando los riesgos existentes sean graves.

Por último, el Contratista Principal tiene el “Deber de vigilancia del cumplimiento de las normas de Seguridad y Salud exigibles para la ejecución de sus trabajos” (Artículo 10 del RD 171/2004).

Para ello, el empresario contratista principal establecerá los medios de coordinación necesarios, así:

– Antes del inicio de la actividad, exigirá a las empresas subcontratistas que le acrediten por escrito la entrega de la evaluación de riesgos y planificación de la actividad preventiva a sus trabajadores respectivos.

– Igualmente, exigirá la acreditación por escrito de los documentos de formación e información de los riesgos específicos de sus trabajos y generales de la obra que les afecten a los trabajadores del centro de trabajo.

Otra forma de cumplir el contratista principal con el Deber de vigilancia, es la de nombrar un Recurso Preventivo, el cual vigilará de manera permanente las actividades de especial riesgo o actividades peligrosas. En las obras de construcción, estas actividades serán las indicadas en el Anexo II del RD 1627/1997.

Normativa y leyes de referencia:

NTP 918.

RD 171/2004.

Art. 24 Ley 31/1995 de PRL.

Art. 42 del RD 1/1995.

RD 1627/1997.

Ley 54/2003.

Ley 32/2006.
Artículo redactado por:

foto_soniaSonia García Romero.
Coordinadora de Seguridad y Salud y Técnica de Prevención en búsqueda activa de empleo.
Tfno.: 639.454.354
Email: sgarcia040675@hotmail.com
Linked-in: https://www.linkedin.com/profile/view?id=121082063

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros, con finalidades de análisis, seguridad y gestión de preferencias. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies