El recurso preventivo en obras de la construcción

recurso_preventivo_obras

1 – ¿Quien puede ser recurso preventivo?

Según el Artículo 32 bis de la Ley 31/1995 de PRL, se consideran recursos preventivos, a los que el empresario puede asignar la presencia, los siguientes:

a) Uno o varios trabajadores designados de la empresa.

b) Uno o varios miembros del servicio de prevención propio de la empresa.

c) Uno o varios miembros del servicio de prevención ajeno concertado por la empresa.

d) Uno o varios trabajadores de la empresa que reúnan los conocimientos, cualificación y experiencia necesarios en las actividades mencionadas a continuación, y cuenten con la formación preventiva necesaria, como mínimo, de nivel básico.

2 – Funciones del recurso preventivo en obra (Art. 32bis Ley 31/1995)

Los recursos preventivos deben tener la capacidad suficiente, disponer de los medios necesarios y ser suficientes en número para vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas, y deben permanecer en el centro de trabajo durante el tiempo en que se mantenga la situación que determine su presencia.*

* Consultar Art. 4 de la Ley 54/2003, que modifica la Ley 31/1995.

La presencia de recursos preventivos tendrá como objeto vigilar el cumplimiento de las medidas incluidas en el Plan de seguridad y salud y comprobar la eficacia de las mismas, tanto en lo que respecta al personal propio del contratista, como respecto de los subcontratistas y trabajadores autónomos contratados por aquella.

Es el agente de la construcción que  ha de estar permanentemente en la obra, debe tener la formación necesaria en materia de seguridad y salud y es el encargado de implementar las medidas de seguridad adecuadas. El recurso preventivo, por lo general es un operario, encargado o jefe de obra que tiene una responsabilidad directa sobre la aplicación de las medidas correctoras y en el adecuado uso de las medidas de seguridad y salud.

3 – Presencia del recurso preventivo (Art. 32bis Ley 31/1995)

Es requerida la presencia en el centro de trabajo de los recursos preventivos en los siguientes casos:

a) Cuando los riesgos puedan verse agravados durante el desarrollo de la actividad, por la concurrencia de actividades diversas que se desarrollan a la vez y hagan preciso el control de la correcta aplicación de los métodos de trabajo.

b) Cuando se realicen procesos o actividades que sean consideradas como peligrosas o con riesgos especiales. (RD 604/2006).

c) Cuando la presencia de este sea requerida por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

En el caso concreto de las obras de construcción, según la Disposición Adicional Décimo cuarta de la Ley 31/1995:

–  La presencia de recursos preventivos se aplica a cada contratista.

– En el supuesto mencionado a) del Artículo 32 bis de la Ley 31/1995, la presencia de recursos preventivos de cada contratista es necesaria cuando durante la obra se desarrollen trabajos con riesgos especiales incluidos en el Anexo II del RD 1627/1997.

Lo anterior se aplica con las siguientes particularidades (Disposición Adicional Única del RD 1627/1997):

– El plan de seguridad y salud indicará la forma en que se llevarán a cabo los recursos preventivos.

– Cuando se observe un deficiente cumplimiento de actividades preventivas, el recurso preventivo dará instrucciones para el inmediato cumplimiento y se lo comunicará al empresario para que éste corrija las deficiencias observadas.

– Cuando, el recurso preventivo, en su tarea de vigilancia, observe insuficiencia de medidas preventivas, deberá poner tal circunstancia en conocimiento del empresario para que este proceda a la adopción de dichas medidas.

Consecuentemente, se modificará el plan de seguridad y salud que incluya estas medidas preventivas adicionales, mediante un “anexo”.

4 – Relación “NO EXHAUSTIVA” de trabajos con riesgos especiales para la seguridad y salud de los trabajadores. (RD 604/2006 por el cual se modifica el Art. 22bis del RD 39/1997)

– Trabajos con riesgos especialmente graves de caída desde altura.

– Trabajos con riesgo de sepultamiento o hundimiento.

– Actividades en las que se utilicen máquinas que carezcan de declaración CE de conformidad, por ser su fecha de comercialización anterior a la exigencia de tal declaración con carácter obligatorio.

– Trabajos en espacios confinados (recinto con aberturas limitadas de entrada y salida y ventilación natural desfavorable, en el que pueden acumularse contaminantes tóxicos o existir una atmósfera deficiente en oxígeno).

– Trabajos con riesgo de ahogamiento por inmersión.

* Consultar también anexo II del Capítulo IV de la Guía Técnica del INSHT, y anexo II del RD 1627/1997.

5 – Responsabilidad penal del recurso preventivo en obra.

Como Coordinadora de Seguridad y Salud, me parece una parte importante mencionar la responsabilidad penal del Recurso Preventivo, puesto que así esta figura conoce las consecuencias del incumplimiento de sus funciones en obra.

El artículo 316 del Código Penal dispone que los que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses.

Se trata de un delito de peligro. Como se desprende del contenido de los arts. 316 y 318 del Código Penal es necesario acudir a las normas de prevención de riesgos laborales para poder determinar si tales normas se han infringido, y quiénes están legalmente obligados a facilitar aquellos medios. (Ley 31/1995).

Según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, el recurso preventivo es responsable penalmente cuando tiene conciencia del peligro, y a pesar de ello el autor omite las medidas adecuadas y necesarias para evitar el peligro.

6 – Normativa y leyes de referencia:

Criterio Técnico 83/10

Ley 54/2003

– Art. 32bis y Disposición Adicional Décimocuarta, Ley 31/1995

– Anexo II y Disposición Adicional Única, RD 1627/1997

– Art. 22bis y Disposición Adicional Décima, RD 39/1997

RD 604/2006

– Guía Técnica para evaluaciones de riesgos relativos a las Obras de Construcción del INSHT.

– Art. 316 y 318 del Código Penal.
Artículo redactado por:

foto_soniaSonia García Romero.
Coordinadora de Seguridad y Salud y Técnica de Prevención en búsqueda activa de empleo.
Tfno.: 639.454.354
Email: sgarcia040675@hotmail.com
Linked-in: https://www.linkedin.com/profile/view?id=121082063

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros, con finalidades de análisis, seguridad y gestión de preferencias. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies